Obras sociales: los gremios se preparan para pasar por caja

Obras sociales: los gremios se preparan para pasar por caja

Acuerdo con el Gobierno

Los sindicatos iniciaron los trámites para empezar a cobrar los $ 29.000 millones que les devolverá el Poder Ejecutivo.

 A partir de la semana próxima, los gremios empezarán a firmar con el Gobierno sus respectivos convenios para avanzar en el cobro de los 2.700 millones de pesos correspondientes al Fondo Solidario de Redistribución (FSR) retenidos durante el año 2015. Esta es una de las patas del plan de cobertura de Salud Universal presentado por Mauricio Macri el martes 2 de agosto en Casa Rosada. Esa suma de dinero forma parte de los 29.000 millones que les retuvo el kirchnerismo a las obras sociales sindicales durante sus 12 años de gestión, fue la manera que encontró el gobierno anterior para someter a los gremios.

El jueves hubo una reunión informativa en Trabajo de la que participaron una treintena de gremios, entre otros UOCRA, Sanidad, Smata, Comercio, UPCN, Camioneros y UATRE, entre otros. Allí se les informó del procedimiento que deben hacer y también se habló de la letra chica de todo el programa anunciado por el Presidente, más allá de la devolución de esos fondos. Fuentes ministeriales indicaron a Clarín que “tanto este tema como la creación de la cobertura universal de salud son medidas importantes para los trabajadores y es por eso que es importante ponerlas en marcha a la brevedad”.

En tanto, Luis Scervino, el Superintendente de Servicios de Salud y que también participó del mitin, confirmó que “el dinero ya nos fue transferido desde Economía y la idea es que a partir de la firma de los acuerdos se transfiera el dinero a cada gremio de acuerdo a los expedientes que tenga pendientes de cobro”.

El cronograma contempla que para fin de agosto ya se haya pagado la totalidad: “Son 85.000 expedientes que abarcan el período 2006 / 2012 y con esta reparación histórica es la primera vez en 12 años que se va a cumplir con la ley”.

Pero la reunión, por cierto informativa y técnica, tuvo su condimento político: la mayoría de los secretarios generales decidieron enviar a Trabajo a los presidentes de las obras sociales, una forma de minimizar el contenido político y encuadrar el tema en una cuestión meramente operativa/técnica. Graficaron en off para Clarín, de un lado y del otro, dos gremialistas: “La devolución de los fondos es algo que nos corresponde mientras que las deudas por la agenda laboral continúan”, dicen de un lado. Y desde la vereda de enfrente argumentan: “El anuncio del Gobierno es algo que nos corresponde desde hace años pero también es cierto que nos abrió la puerta, escuchó y lo concretó. Durante 12 años ni nos atendían y nadie se mostraba combativos”.

Todo ocurre con el telón de fondo de la elección de quienes conducirán la CGT a partir del 22 de agosto, día en que se hará con Congreso Confederal de unificación: los distintos gremialistas entienden que se viene un mes duro, septiembre, y es necesario ir mostrando los dientes. Durante ese mes se reanudarán las paritarias que se cerraron en dos tramos y el tema inflación, tarifas, caída del salario y sueldos estará de nuevo en la agenda pública

Coment� la nota