Pihen extiende a 12 años su liderazgo al frente de la CGT

Pihen extiende a 12 años su liderazgo al frente de la CGT

Con un acto en Smata, asume la nueva comisión directiva. El estatal inicia su tercer mandato en la central. La nueva estructura sumó 62 gremios. Un grupo de sindicatos cuestionó el plenario electoral.

El gremialista José Pihen estrenará hoy nuevo mandato hasta 2023, su segundo período al frente de la CGT como secretario general, con lo que llegará a ocho años al frente de la entidad. Pero deben contarse, además, otros cuatro años en los que compartió la conducción con Omar Dragún, el dirigente mecánico que alternó como líder de la central y ministro de Trabajo del exgobernador José Manuel de la Sota.

El reelecto secretario general de la Regional Córdoba logró sumar legitimidad a su figura al incorporar 62 gremios al acuerdo normalizador que lo ungió la semana pasada. Además, le dio a cada gremio un lugar en la dirección del movimiento obrero.

Si bien un grupo de sindicalistas compartían la opinión de que la elección provincial debía darse luego de la unificación nacional de la CGT, que se debatiría el año próximo, Pihen manifestó que su idea era respetar los tiempos legales de normalización, y ese plazo vencía este diciembre.

El acto de asunción de autoridades será hoy, a las 18, en la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), cuyo adjunto, José Porras, será también segundo en la CGT. En esta estructura, la novedad son las tres patas que apuntalarán a Pihen. Recibirán su placa también como adjuntos Raúl Ferro (Bancarios) e Ilda Bustos (Gráficos).

Sin embargo, quedaron fuera del acuerdo importantes gremios de peso en cantidad de afiliados, como la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Camioneros, Gastronómicos, vigiladores de Suvico, Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y los petroleros (Sinpecor).

A este conjunto de gremios –sumaron un total de 15– se les unieron el Sindicato Único de Recolectores (Surrbac) y Luz y Fuerza. Todos pidieron al Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación la impugnación del acto eleccionario.

En Córdoba, son 138 los gremios con personería jurídica. El principal cuestionamiento de los opositores, que amenazaron con presentar un recurso en la Justicia, fue que “no se les dio participación a todos los sindicatos locales”.

Fuentes gremiales afirmaron que la comunicación a los gremios se hizo vía correo electrónico, aunque algunos sindicalistas aseguraron que recibieron la invitación un día antes o el mismo día de la elección, que fue el 25 de noviembre pasado.

Otro grupo que prescindió de entrar en la discusión por lugares en la CGT fue el de las 62 Organizaciones Peronistas, un agrupamiento político sindical que dirigen el abogado Ricardo Moreno y el secretario general del gremio de limpieza, Soelsac, Sergio Fittipaldi.

Este sector, posicionado cerca del gobernador Juan Schiaretti, al igual que Pihen, optó por no entrar en disputa a pesar de las intenciones previas de Fittipaldi de ser candidato al sillón cegetista.

La nueva estructura de la CGT que se avalará hoy tiene entre tres y cinco secretarios generales por cargo, y no trascendió cómo funcionará la organización de las tareas entre los dirigentes.

Además de los adjuntos Ferro, Porras y Bustos; en la secretaría gremial estarán Sixto Bazán, del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Ramón Cardoso (Farmacia), Oscar Rodríguez (Casinos) y Emiliano Gramajo, de la Asociación de Obreros de la Industria del Transporte Automotor (Aoita).

En la secretaría de Organización y Movilización quedó Andrés Colazo, del gremio de trabajadores de Jockey Club, y en la secretaría del Interior, Leandro Arévalo, del sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicio, un gremio que le disputa representación a los petroleros de Sinpecor.

Coment� la nota