Schmid ya tiene la bendición de Moyano para la futura CGT unificada desde agosto

Schmid ya tiene la bendición de Moyano para la futura CGT unificada desde agosto

Triunvirato o cuarteto parecen formatos ineludibles

El jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano se expidió sobre el referente que prefiere a partir del 22 de agosto en la central unificada: Juan Schmid, el jefe de Dragado y titular de la CATT. A tal punto que el camionero le dedicó tiempo valioso a dicha definición en su ajetreada agenda, que incluye la pelea de la AFA y hasta su participación determinante para arribar al acuerdo paritario de los choferes que representa. “Schmid es el hombre elegido por el consejo directivo de la CGT Azopardo para conducir a la futura CGT única. Agradezco los apoyos a Pablo, pero mi hijo no está para encabezarla. No para esta etapa”, resumió Hugo.

Schmid es reconocido incluso por los ajenos a Azopardo a la vez que es resistido por propios de esa CGT. El rosarino verificó aquello de que “nadie es profeta en su tierra”, hasta la decisión de Moyano. El núcleo ultra del camionero lo miró y mirará con recelo, había alentado la posibilidad de que Pablo terciara en el triunvirato o “cuartetazo” que surgirá desde fines de agosto, más allá de “los papeles” establezcan que no una conducción colegiada no tiene lugar y la CGT se conduce desde una secretaría general.

Un grupo de dirigentes encabezados por Miguel Díaz (Udocba) promovieron a Pablo Moyano, hace un año, para ser el “verdadero sucesor” de su padre en la CGT. El vaso medio lleno es que lo instalaron con fuerza entre el mosaico de nombres, casi hasta julio y esperan que la cuestión siga.

Schmid, era el elegido para encabezar la CGT Alsina en 2012, pero se negó a “traicionar” a Moyano. Sobre la definición del jefe de Azopardo, le resumió a BAE Negocios que “se sentía honrado para representar a los trabajadores”, con realce en la enorme responsabilidad a la sombra del modelo económico vigente.

En el candelero por el resto de los sillones de la mesa “colegiada”, se mantiene Héctor Daer y quienes pugnan por ocupar un asiento. En el sector denominado “la Corriente”, que depositó su virtual candidatura en el gráfico Héctor Amichetti se sostiene que las provincias deben consolidar el centro y espíritu de una conducción federal. Mentor de ese grupo, Horacio Ghilini consideró que “el paso al costado de Moyano, Barrionuevo y Caló”, abre una nueva etapa con ‘la unidad con una nueva generación de dirigentes”, no obstante el tópico cuestionable de que se convoque a unificar “priorizando los espacios por sobre el proyecto’. De allí que este sector considere que la CGT “integral” se generará desde el interior a Buenos Aires, y la actitud ineludible para ser “confrontativa ante los modelos de ajuste y recesión”. Para la génesis de la nueva central obrera, Ghilini remarcó que “tanto sindicalistas, pensadores o filósofos han sido convocados para brindar su aporte doctirinario”.

El núcleo ultra del camionero miró y mirará

a Schmid con recelo y apostaba por Pablo

Desde un “silenzio stampa”, estratégico por estas horas, el Movimiento de Acción Sindical (MASA) que agrupa a medio centenar de gremios, desempolvó credenciales propias con su participación en el ultimo Consejo del Salario, ocasión en la que definió que su candidato para una conduccíón colegiada es el ferroviario Sergio Sasia. En el MASA además conviven Luz y Fuerza, SMATA, Taxistas, los Petroleros Privados de Alberto Roberti, entre otros sindicatos.

Coment� la nota