Sica homologó la paritaria de químicos y es un hecho la ruptura del techo salarial del Gobierno

Sica homologó la paritaria de químicos y es un hecho la ruptura del techo salarial del Gobierno

Los Químicos habían acordado un 37%, más un bono de 17.500 pesos y una cláusula de revisión. Sica acaba de homologar el entendimiento y enterró el techo salarial del Gobierno para esta ronda de negociaciones.

Luego de casi dos meses de negociaciones y conflicto, el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de la Ciudad de Buenos Aires y Zonas Adyacentes (SPIQYP), el más importante en número de afiliados del país, junto con la Federación Argentina de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas (Fatiqyp) firmaron sus paritarias con los representantes de la Cámara de Industria Química y Petroquímica (CIQYP) la semana pasada.

El acuerdo consiste en un aumento del 37% final, contempla un incremento del 16% retroactivo a mayo, un 7% a pagarse desde agosto, un 7% que comenzará a percibirse desde diciembre y un 7% adicional que se incorporará al básico en abril del año próximo, pero que se irá cobrando en 6 pagos de 4 mil pesos a lo largo de estos meses.

Además ya se pactó el bono de fin de año, a cobrarse entre diciembre y enero de 2020, que será de 17.500 pesos y tendrá el carácter de una suma no remunerativa extraordinaria.

En las últimas horas, el entendimiento consiguió la homologación del Ministerio de Producción y Trabajo que con la firma del propio Dante Sica, avaló lo actuado. En la práctica, la oficiaización del acuerdo termina siendo el entierro del techo salarial que el oficialismo quiso imponer a las negociaciones de este año y que estuvo en torno al 28%.

"Este es un logro de los trabajadores, que un año más han demostrado a la cámara de la industria que peleando en conjunto somos más fuertes", sostuvo Facundo Aveiro, líder del SPIQYP. Y agregó: "Seguiremos trabajando para que cada día más compañeras y compañeros de la actividad y a lo largo y ancho del país se sumen a pelear junto con nosotros".

Las partes estipularon, por medio de una cláusula de revisión, volver a sentarse en la mesa de negociaciones en febrero del año próximo. Allí monitorearán la evolución de los precios y los salarios, y se comprometieron a que si el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) informa una inflación superior al 30% en el lapso de mayo de 2019 a febrero de 2020 reabrirán la discusión salarial.

El entendimiento paritario sellado por el sindicato que conduce Aveiro y la Fatiqyp, que por segundo año consecutivo negociaron en tándem, sirvió también para defender de derechos adquiridos. Es que como sucedió en otros sectores los empresarios empujaban modificaciones para flexibilizar las condiciones laborales. "Más allá del aumento salarial y sumas logradas, hubo que defender varias conquistas históricas que se vuelcan en beneficios directo para el trabajador, y que este año nos querían quitar", concluyó el dirigente.

Coment� la nota