Igual que en la década del 90

Igual que en la década del 90

La movilización contra el ajuste macrista partió desde distintos lugares del país. Concluirá mañana frente a la Casa Rosada.

Con el plan de recorrer el país para confluir en la Plaza de Mayo, ayer salieron desde las provincias más lejanas a la ciudad de Buenos Aires cinco caravanas de la marcha federal. El rechazo al tarifazo, los despidos y el ajuste son las consignas con las que, como ocurrió en los ‘90 con la marcha federal contra el menemismo, un amplio conjunto de sindicatos, ahora junto a organizaciones sociales, cooperativas, Pymes, agrupaciones estudiantiles y organismos de derechos humanos salen a confrontar las políticas del PRO.

En Jujuy, la columna del noroeste argentino (NOA) arrancó con un acto frente al penal de Alto Comedero, donde está detenida Milagro Sala. A las nueve y media de la mañana, militantes de la Tupac Amaru, la Central de Trabajadores Argentinos, el Movimiento Territorial de Liberación, el Partido Comunista, La Cámpora y Resistiendo con aguante despidieron con cantos y aplausos a los manifestantes que comenzaron su viaje de 1492 kilómetros. Dormirán en los micros y autos particulares. Traen una carta de Sala, que será leída en el acto de cierre, el viernes en la Plaza de Mayo.

“A la marcha federal contra el menemismo la hicimos tres organizaciones: la CTA, la Corriente Clasista y Combativa y el Movimiento de los Trabajadores Argentinos (que conducía Hugo Moyano)”, recordó desde Bariloche Roberto Baradel. “Hoy hay más diversidad, porque si bien convocamos las dos CTA y la Corriente Federal (los gremios combativos de la CGT), se sumaron muchos otros sectores. La similitud es que las políticas neoliberales de Carlos Menem y Mauricio Macri van hacia un país agroexportador, destruyendo la industria, con una desocupación muy alta; lo distintivo de este período es que a eso lo están haciendo en 8 meses”, apuntó el titular de los docentes del Suteba.

La columna Sur ya había hecho su largada el martes a la noche, con un acto bajo la nieve en Comodoro Rivadavia. Ayer pasaron por Esquel e hicieron actos en El Bolsón y Bariloche.

El primer día de la marcha visibilizó, junto con los reclamos de carácter nacional, problemas específicos de las diversas regiones del país. En el sur, por ejemplo, la pelea de los pueblos originarios por la tierra –en Esquel, por ejemplo, la marcha participó de una movilización que se hacía en apoyo a un dirigente mapuche– o la necesidad de medidas para el fomento del turismo. En casi todas las provincias las cooperativas de trabajo creadas durante el gobierno anterior para generar empleo tienen problemas para subsistir. Con el tema del tarifazo, en las provincias se armaron también multisectoriales fuertes.

También hay reclamos específicos por actividad. Un caso es el de los docentes, que el viernes realizarán su segundo paro de 24 horas del mes. Piden la reapertura de las paritarias, para discutir una recomposición salarial. En ese marco, tienen el problema agregado que el gobierno nacional incumplió algunos puntos de la paritaria firmada a principios de año. “Por ejemplo, se niega a negociar un convenio colectivo marco para los docentes”, explicó desde el Sadop Gerardo Alzamora. Aunque en menor número que los estatales, que vienen de sufrir despidos masivos, también en las escuelas hay personas que están siendo dejados sin trabajo, por la falta de continuidad de los programas socioeducativos.

En Mendoza, en las alturas del Cerro de la Gloria, junto al monumento a San Martín, la columna de Cuyo hizo la primera concentración de su recorrido. “Creemos que esta marcha va a dejar también su propia huella, va a marcar una línea divisoria entre las políticas de destrucción del empleo, el ajuste y los tarifazos y el inicio de una etapa en la que el movimiento social y el sindical van a converger constituyendo un solo frente de lucha para imponer una agenda social”, apuntó desde aquella provincia Hugo Yasky, de la CTA de los Argentinos.

La quinta caravana salió de Misiones, se juntó en Corrientes con manifestantes de Chaco y Formosa y anoche viajaban a Tucumán, para hacer un acto frente a la Casa histórica.

El itinerario previsto marca que hoy las caravanas confluyan en tres ciudades –Córdoba, Rosario y Mar del Plata– para hacer nuevos actos. En el de Rosario hoy uno de los oradores será el titular de La Bancaria, el cegetista Sergio Palazzo. Si bien la CGT unificada no participa de la movida, sí lo están haciendo, además de este sector interno de la Corriente Federal, algunas regionales.

El viernes por la mañana, en dos grupos, los manifestantes se reunirán en La Matanza y Avellaneda para llegar finalmente a la Plaza de Mayo. La expectativa es que el acto sea muy numeroso. En ese sentido, los convocantes cuentan con sumar a las caravanas a los manifestantes sueltos que marcan a las movilizaciones que logran, además de masividad, un arco amplio de representación.

Comentá la nota