Paro y marcha de ATE y la CTA contra los despidos en el Estado

Paro y marcha de ATE y la CTA contra los despidos en el Estado

Se sumaron partidos de izquierda y organizaciones piqueteras; reclamaron reincorporaciones

En medio del paro de estatales, unas 15.000 personas, según cifras de los organizadores, se manifestaron ayer en la Plaza de Mayo, convocados por ATE y la CTA Autónoma, para protestar contra los despidos en diferentes áreas del Estado.

El pedido fue acompañado por columnas de diversas organizaciones sociales, entre las que se encontraban Barrios de Pie, CCC y CTEP, como también partidos de izquierda.

La protesta sirvió como anticipo de la marcha organizada por Hugo Moyano para el próximo miércoles. De hecho, el líder camionero concretó una alianza con los movimientos piqueteros y los partidos de izquierda, mientras la mayoría de los gremios de la CGT tomaron distancia de la convocatoria.

Los estatales pidieron ayer además la sanción de la emergencia alimentaria y la derogación de la reforma provisional. Y reclamaron que el 25% del presupuesto de la obra pública de la provincia de Buenos Aires se destine a las cooperativas.

Los manifestantes avanzaron en caravana por las avenidas 9 de Julio y Avenida de Mayo, y por Yrigoyen e inmediaciones, acompañados por bombas de estruendo, en dirección a la Plaza de Mayo, donde se concentraron. La movilización provocó cortes en las avenidas y colapsó el tránsito de la zona.

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiña, fue quien abrió el acto. "No sobra nadie, no hay nadie prescindible", afirmó Cortiñas, y el público se hizo eco de la consigna.

El secretario general de ATE, Hugo Cachorro Godoy, se ubicó en el centro del escenario, y junto al secretario adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, lideraron el encuentro. Godoy hizo un repaso por varios de los despidos recientes y desafió al Gobierno al anticipar que "las medidas de fuerza se profundizarán". "El Gobierno solo entiende a través de medidas de fuerza generalizadas", afirmó a la nacion Oscar de Isasi, secretario general de ATE provincia de Buenos Aires.

Empleo público

El resto de los oradores de la jornada fueron distintos dirigentes de ATE, que repasaron los despidos en el Hospital Posadas, Senasa, INTI, el cierre de Fabricaciones Militares en Azul (Fanazul), los conflictos docentes por las paritarias y el cierre de los ingenios azucareros de Salta y Jujuy.

El común denominador del reclamo: la reincorporación de los empleados despedidos. Además, exigieron un "paro nacional activo", que podría llevarse adelante el 21 de febrero, la fecha elegida por Camioneros para su protesta. Si bien muchos de los oradores confirmaron su presencia en la marcha, dijeron que lo harán en columnas independientes para diferenciarse del "sindicalismo empresarial". Godoy aclaró que esta semana terminarán de definir si ATE asistirá a la manifestación, pero deslizó su desconfianza frente a los intereses de Moyano a la hora de convocar el reclamo.ß Delfina Galarza

Comentá la nota