Las primeras paritarias del 2019 empiezan a romper el techo salarial muy bajo del Gobierno

Las primeras paritarias del 2019 empiezan a romper el techo salarial muy bajo del Gobierno

Más allá de los acuerdos de encargados de edificios y UTEDyC, los primeros convenios apuntan a una meta del 30 por ciento, como la inflación pensada por las consultoras. Ferroviarios y bancarios, los mejores aumentos de 2018. El SATHA ya firmó su pauta anual, cercana al 40 por ciento. En el Estado nadie cree que el techo de la Casa Rosada alcance: “Se lo lleva puesto la realidad”. Incluso los empresarios dicen que se pactará por encima del 23-25 por ciento.

Diego Lanese

Durante la discusión del proyecto de presupuesto 2019, el oficialismo fijó la pauta inflacionaria en torno al 23 por ciento anual, pese a estar cerca de concretar la peor suba del costo de vida de los últimos 27 años. El optimismo del gobierno respecto a la tasa duró poco, ya que en los primeros días del año, las principales consultoras que trabajan con el Banco Central admitieron que esperan un incremento inflacionario cercano al 30 por ciento.

Pese a esto, en la Casa Rosada insisten con mantener la meta salarial para el 2019 en esa franja: 23-25 por ciento. Si bien los primeros convenios se firmaron en ese porcentaje, a medida que avanza el año el techo se va subiendo En las últimas horas el acuerdo ferroviario rompió los pronósticos oficiales, con una suba de más de 45 por ciento, que si bien incluye el convenio 2018, se verá reflejado en los próximas meses.

Otros sectores ya hablan de subas cercanas al 40 por ciento, para intentar recuperar lo perdido. En el sector estatal, tampoco creen que el techo salarial deseado por el gobierno sea sostenible, y alertan que la propia realidad “se lo llevará puesto”. La Cláusula gatillo volverá a ser clave para la dinámica de la negociación que se viene en todos los sectores.

Los que ya cerraron acuerdos

Los primeros dos acuerdos del año fueron los únicos que respetaron los deseos de la Casa Rosada, que encomendó al ministro de Producción y Trabajo Dante Sica que negocie con los gremios un techo salarial del 13-25 por ciento. El gremio de los encargados de edificios, que lidera Víctor Santa María, y UTEDyC (para la rama empleados de gimnasios) firmaron sus convenios para el 2019 en la pauta oficial. Pero las siguientes negociaciones se escaparon de los parámetros. El caso de los ferroviarios fue el más notable.

En la primera semana del año, firmaron el último tramo del convenio 2018, y lograron una recomposición del 47 por ciento, una de las más altas del país. Si bien el acuerdo es por el año pasado, parte de la suma se dará este año, lo que sentará un precedente. Lo mismo sucedió el diciembre con los bancarios, que estuvieron salarialmente casi iguales que la inflación: 46 por ciento.

Antes de que comience el 2019, ya acordaron una suba del 7 por ciento, lo que hace difícil pensar que se mantenga en los parámetros del techo oficial. Muchas paritarias se negocian en abril y marzo, por lo cual el acuerdo vigente no es parte de este año, pero impacta en la negociación.

En tanto, el Sindicato de Trabajadores Horticultores y Agrarios (STAHA) acaba de romper todos los moldes, con una suba del 40 por ciento, a pagarse un 20 por ciento en el primer semestre del año y el 20 restante en la segunda mitad. “El acuerdo está firmado y presentado en la secretaría de Trabajo, así que podemos decir que es oficial”, sostuvo el titular del SATHA Gustavo Arreseygor.

“Las condiciones de trabajo recién vamos a negociar el año que viene, porque salarios se negocian todos los años pero el convenio cada dos”, aclaró el dirigente en diálogo con Gestión Sindical. Pese al acuerdo, en el gremio creen que la secretaría de Trabajo, a cargo de la homologación, dilate la situación.

“No pueden rechazar el acuerdo porque no se viola ninguna ley, pero seguro pasará un mes y se homologa tácitamente, como sucedió años anteriores”, destacó Arreseygor. Esta estrategia ya se usó cuando Jorge Triaca era ministro de Trabajo, que desplomó las formalizaciones de los convenios colectivos en 2017 y 2018, que pasaron de 1.700 en promedio a menos de mil. “Nosotros ya le enviamos las escalas a las empresas, así que el mes que viene los trabajadores van a cobrar sus aumentos”, explicó.

En tanto, en el Estado no creen que haya posibilidad que en la actual situación de inflación se puedan firmar acuerdos por debajo del 30 por ciento, además de sumar lo que se perdió en 2018. “El techo salarial del gobierno no es real, es una ficción, y la inflación se lo va a llevar puesto”, aseguró un dirigente del gremio ATE, ante la consulta de Gestión Sindical.

Si bien prefirió no especular con las cifras necesarias para recomponer los ingresos de los trabajadores, el dirigente afirmó que una oferta del 23-25 por ciento, como la que pretende el Ministerio de Producción y Trabajo, “es casi un insulto”. “Los propios pronósticos del Banco Central hablan de una inflación del 30 por ciento, desde ATE no vamos a ser cómplices de una nueva pérdida de salario de los estatales”, adelantaron desde el gremio.

Hace unos días, se conoció un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma analizó los datos disponibles en octubre del año pasado en materia de salarios estatales y privados, comparados con la inflación que azotó al país en los últimos tres años. Según su evaluación, los empleados del Estado nacional perdieron 18,5 por ciento de su salario real desde el mismo mes de 2015, una caída casi cuatro puntos superiores a la de los privados, que perdieron 14,9 por ciento.

En cuanto a la discusiones que se abren en este verano, los gremios alertan que antes de sentarse a hablar de cifras para el 2019, en muchos casos deben poner en marcha las cláusulas de revisión del año que pasó- Ese es el caso de los docentes universitarios, que en febrero tienen el compromiso de sentarse con autoridades del Ministerio de Educación para revisar el impacto inflacionario en los salarios.

Pero el gremio mayoritario CONADU pide que se adelante a este mes la revisión. “Nuestro acuerdo paritario, que aborda el período desde marzo 2018, estipula una primera cláusula de revisión el 16 de enero, y otra para febrero. Exigimos al Ministerio de Educación que convoque oficialmente a la reunión paritaria para dar una respuesta inmediata a esta grave situación”, sostuvo el sindicato que lidera Carlos De Feo. Mediante un comunicado, la CONADU ratificó “la decisión de defender la universidad pública, democrática y popular, así como de luchar por un salario digno para las y los trabajadores docentes como condición básica de esa universidad”.

Ni los empresarios creen en el “techo” macrista

Incluso los propios empresarios descreen del techo salarial del gobierno nacional. En una reciente encuesta difundida por diversos medios, los dueños y directivos de empresas proyectan una paritaria que volverá a perder contra la inflación, pero cercana al 30 por ciento.

Las firmas que participaron de la Encuesta de Remuneraciones que realiza la consultora Pricewaterhouse Coopers Argentina (PwC Argentina) indicaron que los incrementos salariales para este año rondarían entre el 26 y el 29 por ciento, promedio. De allí que la firma planteó en su informe “un escenario poco optimista” para 2019 en materia de compensaciones y beneficios. Además, consignó que la brecha negativa que resultó en 2018 entre inflación y salarios “no se podrá recuperar en el corto plazo”.

La encuesta que relevó la opinión de 170 organizaciones y permitió la tabulación de 278 puestos resaltó que “después de un 2018 en el que la mayoría de los salarios quedaron por debajo de la inflación, las perspectivas del 2019 no son de lo más alentadoras”.

Coment� la nota