Vidal convocará a los gremios docentes antes de la movilización

Vidal convocará a los gremios docentes antes de la movilización

La gobernadora María Eugenia Vidal convocará a los gremios docentes de esta provincia antes de la marcha nacional de los camioneros, prevista para el 21 de este mes. Pero, según pudo saber LA NACION, no negociará bajo amenaza de paro en el comienzo del ciclo lectivo, programado para el 5 de marzo.

Así, el gobierno bonaerense aspira a no entrar en la lógica de presión para evitar una huelga el día de regreso a clases, pese a que le duela el disgusto que pueda causar a padres y alumnos. "Esta negociación no vence el 5 de marzo", dijo uno de sus ministros.

Vidal se prepara entonces para una negociación larga, que probablemente dure varias semanas, acaso meses, como el año pasado, cuando las paritarias cerraron en junio, luego de trece jornadas de paros en las aulas.

A esta conclusión arribó la gobernadora luego de que el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, anunció su participación en la marcha contra las políticas del gobierno convocada finalmente para el 21 de este mes.

"Si Baradel va a estar en la marcha es porque no tiene voluntad de cerrar", se argumentó cerca de la mandataria bonaerense.

Por si esto fuera poco para tensar el diálogo, ayer la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, rechazó todas las ofertas hasta ahora conocidas. "El supuesto techo del 15 por ciento en las negociaciones paritarias, el plus por presentismo y otros anuncios son simples cuestiones que ha dejado trascender el gobierno", minimizó la dirigente gremial, dejando ver que no aceptarán esa mejora para cerrar un acuerdo.

Inminente convocatoria

Pese a este escenario de conflicto, Vidal no dilatará más allá de la semana próxima una convocatoria a la mesa de diálogo, anticiparon a LA NACION fuentes cercanas a la mandataria.

Ayer reunió a sus ministros en la Casa de Gobierno, en esta capital, y los instruyó para avanzar en esa convocatoria. Lo hizo bajo un concepto unívoco: "Si vamos a recaudar el 15% no podemos comprometernos a pagar el 18%", relató un funcionario que participa de esos encuentros.

"El dinero no es de Baradel. No es nuestro. Es de los contribuyentes. Si los gremios rechazan una oferta -como lo hicieron en noviembre-, dos, tres o cuatro ofertas, no podemos inventar de dónde sacar más dinero, ya que el presupuesto está aprobado", se escuchó decir ayer dentro de la Casa de Gobierno.

En ese escenario, el gobierno bonaerense tiene en carpeta jugar la carta del pago de un plus por presentismo para desalentar posibles medidas de fuerza. Como informó ayerLA NACION, Vidal ya recurrió a esta práctica el año pasado para frenar la sucesión de paros que frustraron el comienzo normal de clases.

Esa vez, en medio del conflicto, se ofreció a los maestros un plus de $1000, por única vez. Ahora, la intención sería llevar esa propuesta a la mesa de negociaciones con los gremios, según pudo saber LA NACION. Pensada como una medida para frenar el ausentismo, también se recordará durante la discusión paritaria que el 30% de los maestros no faltaron a trabajar un solo día durante el largo conflicto de 2017.

Urgencias

Mientras Vidal piensa una nueva fórmula, el Frente de Unidad Docente de la provincia de Buenos Aires exige un llamado inmediato para negociar salarios y cerrar un acuerdo antes del 5 de marzo, día del comienzo del ciclo lectivo.

"Estamos esperando con urgencia una convocatoria paritaria docente, ya que no queremos discutir por los medios", advirtió ayer Petrocini, de la FEB.

"Hasta el momento, cuando falta ya menos de un mes para el comienzo de las clases, no existe una convocatoria y las autoridades se han limitado a hacer anuncios mediáticos", dijo. "Así no se genera un buen clima para discutir", sostuvo la secretaria general de la FEB.

El gobierno de Vidal está firme en su postura, ya que Baradel no quiso firmar en diciembre porque sospecha que ante el inminente comienzo de clases tiene más poder de negociación.

Para el sindicalista, que participó ya de al menos un encuentro del peronismo en lo que va del año, Vidal "miente" al responsabilizar a los sindicatos por no cerrar una paritaria en noviembre.

"Es mentira que no quisimos discutir en diciembre. Entonces nosotros pedimos incorporar las sumas que están por fuera del salario básico y generar una recomposición salarial. De ese modo llegábamos mejor a la discusión de enero y febrero. Ellos querían hablar directamente de porcentajes. Nosotros teníamos que esperar el impacto de la suba del gas y de la luz antes de hablar de un porcentaje", admitió Baradel, que ayer acompañó a Hugo Moyano en el encuentro sindical en el que se definió la nueva fecha de la protesta de Camioneros.

Coment� la nota