Llegó el 21F: Hugo Moyano testea en la calle su puja con el gobierno

Llegó el 21F: Hugo Moyano testea en la calle su puja con el gobierno

Desairado por muchos gremios de peso, el camionero va a la 9 de Julio, junto a las CTA, sectores K, de izquierda y movimientos sociales.

La feroz pulseada política entre el camionero Hugo Moyano y el gobierno de Mauricio Macri llegó finalmente a su 21F. Acompañado por las dos CTA, el kichnerismo, sectores de izquierda, y numerosos movimientos sociales, Moyano encabezará desde las 15 una movilización en la avenida 9 de Julio, evento que se descuenta multitudinario, aunque el número final de asistentes será clave para medir el poder actual del dirigente camionero, al que muchos de los gremios más importantes de la propia CGT le dieron la espalda.

La postura del Gobierno sobre la marcha fue clara y todas las voces oficialistas en las últimas semanas repitieron que "esto se trata de un problema entre Hugo Moyano y la justicia", situación que el camionero lleva a calle como presión, para que esos avances judiciales sea el propio macrismo el que se encargue de "cajonearlos". Anoche en "Los Leuco", por TN, el ministro del Interior Rogelio Frigerio insitió en que el Gobierno "no tiene injerencia en la justicia y lo que une a todos los dirigentes que marchan son los requerimientos que les hace la justicia".

"Todos tenemos que rendir cuentas en la justicia si así se requiere", agregó Frigerio, "Moyano también tiene que hacerlo, pero nosotros seguimos trabajando, la marcha no va a cambiar nada, vamos con el Presidente a Entre Ríos, a inaugurar obras y los que marchan yo diría que atrasan dos años, ellos quieren volver atras y estas presiones no van a cambiar nada, nosotros vamos a seguir trabajando para tratar de solucionar los problemas de los argentinos". 

La logística de la gigantesca movilización empezó esta madrugada, con grupos del sindicato de camioneros trabajando en el palco desde el que Hugo Moyano hablará es estima cerca de las 17. Las dos CTA, la Corriente Federal de Trabajadores, numerosos movimientos sociales, agrupaciones kirchneristas y un amplio abanico de partidos de izquierda estarán junto a camioneros en la 9 de Julio, mientras que los principales gremios de la CGT que también dirán presente estarán  judiciales, del Seguro, Peajes, Dragado y Balizamiento, Aeronavegantes, Canillitas y Panaderos, y también la juventud Sindical que responde a Facundo Moyano.

Ya anoche no hubo recolección de residuos, en el marco de un servicio que hace unos días empezó a mostrar serios problemas invocando el "trabajo a reglamento". Y otro punto en el que comenzaba a notarse el paro de camioneros era en el transporte de combustible, con la amenaza de un miércoles en el podrían faltar nafta y gasoil en estaciones de servicio.

La Corriente Federal la integran, entre otros, bancarios y Sadop, en tanto que las columnas más nutridas de la CTA serán las de docentes (CTERA y Suteba, y la Asociación de Trabajadores del Estado.

El horario de convocatoria de la manifestación es el de las 15 horas, pero se prevé que Moyano recién hablará entre 16,30 y 17, en el medio de un caos de transito que  será gigantesco, ya que se interrumpirá en forma total la circulación vehicular en una amplia zona en torno a la 9 de Julio.varias cuadras laterales a 9 de Julio. El operativo de seguridad estará a cargo del gobierno de la Ciudad, y se prohibirá el estacionamiento de los colectivos que trasladarán a los manifestantes sobre las avenidas 9 de Julio, Madero y Huergo, lo cual fue acordado con los organizadores.

El discurso de cierre será por supuesto el de Hugo Moyano, pero antes está prevista la palabra del referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban "Gringo" Castro, y también hablará al menos uno de los dos líderes de las CTA, Hugo Yasky o Pablo Micheli. Entre las organizaciones sociales, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie; además de sectores kirchneristas como Unidad Ciudadana y La Cámpora; y de instituciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo.

Quienes no acompañan la marcha dicen que se trata de un enfrentamiento personal entre la familia del camionero y el presidente Mauricio Macri, como contrapartida desde camioneros señalan que marchan porque el ajuste del gobierno no da respiro y además el nivel del 15% de auemnto que el Gobierno sugiere para las paritarias no cubre la perdida de poder adquisitivo causada por la inflación.

El propio Pablo Moyano calificó de "cagones" hace unos días a quienes se habían bajado del apoyo a la protesta. Resta esperar que la marcha transcurra en paz, una cuestión que desde el moyanismo ya adjudicaron al Gobierno, señalando que temen "la presencia de infiltrados, mandados a provocar incidentes"...

Comentá la nota