Moyano y Barrionuevo van al paro sin acto ni movilización

Moyano y Barrionuevo van al paro sin acto ni movilización
La CTA disidente, la UTA y los maquinistas de La Fraternidad participarán de la medida de fuerza. El temario del reclamo es amplio: inflación, paritarias libres e Impuesto a las Ganancias.

Tras varios días de idas y vueltas, finalmente el camionero Hugo Moyano y el titular de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, le pusieron fecha al paro general convocado por el sindicalismo opositor. La medida de fuerza tendrá lugar el próximo jueves 10 de abril, y contará con la adhesión de la CTA disidente que conduce Pablo Micheli, los colectiveros de la UTA y los ferroviarios de La Fraternidad, dos gremios del transporte claves a la hora de garantizar el impacto de la protesta. No obstante, será una jornada atípica: a diferencias de otras huelgas, en esta ocasión no habrá ni movilizaciones ni actos en Plaza de Mayo, según anunciaron algunos de sus principales impulsores.

El anuncio tuvo lugar tras un plenario que dirigentes de las centrales obreras opositoras a la Casa Rosada mantuvieron en la sede de la CGT de la calle Azopardo. "La agenda de reclamos va desde el problema inflacionario, la pérdida del poder adquisitivo, la demanda de paritarias libres y el rechazo a cualquier cercenamiento del derecho de huelga", señaló Juan Carlos Schmid, titular del sindicato de Dragado y Balizamiento y uno de los encargados de llevar adelante la conferencia de prensa, junto al jefe de los peones rurales Gerónimo "Momo" Venegas.

También estuvieron Carlos Acuña (estaciones de servicio), Abel Frutos (Panaderos), Omar Maturano (La Fraternidad) y Roberto Fernández (Unión Tranviarios Automotor), entre otros. Curiosamente, ni Moyano ni Barrionuevo formaron parte del anuncio.

Según Schmid, la agenda de los reclamos sindicales incluye "la eliminación del Impuesto a las Ganancias y la devolución de las retenciones injustas al sistema de obras sociales sindicales". En tanto, Venegas consideró que la medida de fuerza tendrá un significativo alcance gracias a la adhesión de los gremios del transporte como la UTA y La Fraternidad.

Estos dos gremios pertenecen formalmente a la CGT que conduce el metalúrgico Antonio Caló, más cercana al gobierno. Sin embargo, durante el último año mantuvieron importantes cortocircuitos con la Casa Rosada, particularmente con el titular de la cartera de Transporte, Florencio Randazzo, situación que dinamizó el acercamiento hacia las filas del moyanismo. De hecho, el 4 de julio del año pasado, Randazzo denunció penalmente a Maturano por "impedir" el normal funcionamiento de los trenes, luego de un paro efectuado por los maquinistas, quienes se negaban a la instalación de cámaras de seguridad en las cabinas de conducción.

En el caso de la UTA, Randazzo acusó reiteradamente a ese gremio de realizar paros "extorsivos" en connivencia con los empresarios del transporte automotor, con el supuesto objetivo de presionar por subsidios estatales.

Otro de los gremios con alto poder de fuego es el de los petroleros privados de Río Negro, La Pampa y Neuquén que lidera Guillermo Pereyra, senador por Neuquén y aliado político de Moyano.

Un interrogante se plantea sobre qué sucederá con el transporte en los subterráneos porteños, ya que algunos de los metrodelegados criticaron con dureza la medida de fuerza. "La burocracia da su último manotazo de ahogado de la mano de Roberto Fernández, el subte es de los trabajadores", escribió Néstor Segovia en su cuenta de la red social Twitter.

En tanto, desde Roma, donde se encuentra integrando la comitiva de la OIT que visitó al Papa Francisco, el jefe de la UOCRA también mostró una postura contraria al paro de Moyano y Barrionuevo. "Yo respeto mucho a los compañeros, pero no coincido con la instrumentación de la medida que están llevando adelante. No hay que mezclar la política con las cuestiones sindicales", señaló Martínez en diálogo con Radio Rivadavia. "Me parece que el hecho de estar abiertos a las discusiones paritarias da la posibilidad de discutir cada uno en su gremio y tomar las medidas de fuerza necesarias si no hay acuerdo", agregó Martínez.

Coment� la nota