Paritarias: Moyano y Barrionuevo, por piso del 30%

 En el ajedrez salarial el próximo movimiento lo darán los sindicatos peronistas, que prevén contestarle al Gobierno con un planteo mínimo del 30% para este año, varios puntos por encima de la pauta oficial sugerida.

Será en una cumbre antes de fin de mes en Mar del Plata, con las CGT de Hugo Moyano y de Luis Barrionuevo y los gremios del transporte. No estarán, en cambio, Antonio Caló ni otros dirigentes de la CGT que encabeza, ni siquiera los que negocian con Moyano y Barrionuevo la unidad de la central obrera. 

El encuentro quedará definido mañana en una charla entre el camionero y presidente de Independiente con el gastronómico, que verán juntos en la ciudad balnearia el partido entre Independiente y River Plate. La "minicumbre" de fin de mes, devaluada por la ausencia de los "gordos" y los "independientes", apuntará a delinear una postura común frente al inicio en marzo de la ronda de paritarias, para la que el Ejecutivo espera una pauta promedio del 26%, como había anticipado este diario. 

Ese cónclave reemplazará la foto que casi todos los sectores de la CGT habían pactado compartir en Mar del Plata durante la tercera semana de enero. Esa alternativa se frustró por la ausencia anticipada de los "gordos" Armando Cavalieri (Comercio) y Carlos West Ocampo (Sanidad) y de los "independientes" Gerardo Martínez (Construcción), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Andrés Rodríguez (estatales de UPCN).Todos ellos se excusaron por el período vacacional. Sin embargo, tanta casualidad dio que sospechar a Moyano y Barrionuevo que esos dirigentes tienen razones para desacelerar las gestiones por la reunificación de la CGT. En la práctica, los "gordos" pueden exhibir como un primer triunfo en la gestión de Mauricio Macri el nombramiento de Jorge Triaca, hijo del sindicalista fallecido del mismo nombre que reportaba a ese grupo interno de la central obrera y con el que mantiene un vínculo inmejorable. Mientras que los "independientes" se jactan de la llegada a la superintendencia de Salud, el órgano a cargo del reparto de fondos multimillonarios a las obras sociales, de Luis Scervino, un técnico bajo el ala de Lingeri. 

El camionero, en cambio, todavía rezonga por la falta de concesiones de espacios en el Gabinete para sus leales por parte de Macri, a quien dio apoyo durante la campaña electoral. Ese malestar se tradujo en variados pronunciamientos de Moyano en contra del equipo económico, en particular del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, difusor central de la necesidad de un acuerdo social con la inclusión de un sendero de precios y salarios y un tope promedio del 26% para este último rubro. 

Sobre este punto giró una charla que mantuvieron la semana pasada Moyano y el panadero Abel Frutos con Triaca y el vice de Trabajo, Ezequiel Sabor. Los funcionarios le transmitieron el plan oficial de encarrilar los aumentos salariales por debajo del 30% a cambio de mejoras en Ganancias, asignaciones familiares y recursos para las obras sociales, como explicó este diario. 

La respuesta se escuchará en Mar del Plata. Allí, Moyano, Barrionuevo, los dirigentes del transporte nucleados en CATT y el bancario Sergio Palazzo (confirmados hasta ahora) le pondrán un piso del 30% a los incrementos en paritarias, a la espera de una señal más concreta del Gobierno de que cumplirá con las promesas de mejoras indirectas.

Coment� la nota