Los gremios del transporte advirtieron al Gobierno sobre posibles "medidas de acción directa"

Los gremios del transporte advirtieron al Gobierno sobre posibles

Se reunieron con Carolina Stanley y Dante Sica. Se habló sobre temas del sector, jubilaciones y se mencionaron posibles acciones por Ganancias.

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que tiene como secretario general a Juan Carlos Schmid, se reunió hoy en el Ministerio de Producción con Dante Sica y con la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley. El objetivo de la reunión era presentar el rechazo a una posible reforma del régimen especial de jubilaciones que tiene este sector estratégico del sindicalismo. Sin embargo, el encuentro incluyó también una serie de advertencia sobre posibles medidas de fuerza. Estuvieron en la reunión, además de los ministros y Schmid, el resto de la mesa chica de la CATT, Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA), Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), Omar Viviani (Taxistas) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), entre otros. También hubo funcionarios del ANSES responsables de una circular que despertó la alerta del transporte, ante una posible modificación de las normas que regulan las jubilaciones de conductores de trenes, buses y otros transportes. Los funcionarios insistieron en que no estaba en los planes del gobierno modificar los regímenes especiales que permiten jubilaciones anticipadas en función del tipo de trabajo realizado. “Se trabajó sobre la situación del sector y se dejó en claro que no se está analizando ninguna modificación al régimen diferencial jubilatorio de dichas actividades”, indicó una fuente oficial. El hijo del titular del gremio de Transporte trabaja para el gobierno porteño Por otro lado, los sindicalistas del transporte también insistieron en que había otros problemas, como la inflación y el descuento de ganancias, que afecta especialmente a los transportistas que trabajan durante días festivos. La reunión duró 40 minutos y comenzó pasadas las 15. La misma había sido postergada hace algunos días en medio de un creciente malestar sindical por el incremento de la inflación y el lanzamiento de la marcha cegetista para el próximo 4 de abril. El transporte es una de las piezas claves del tablero gremial, porque cuentan con la mayor capacidad de daño a la hora de detener la actividad. Esto había quedado demostrado en el final del kirchnerismo, cuando la CATT decidió activar medidas sin el apoyo del resto de la CGT. De a poco -y sin una fecha confirmada- se comienza hablar de repetir esta estrategia.  Un dato importante es que los dos dirigentes del transporte que integran el consejo directivo de la central peronista no participaron del encuentro del consejo directivo la semana pasada. “Le indicamos que Macri había prometido en campaña terminar con el impuesto, tuvimos un millón de reuniones así que Juan Carlos Schmid explicó que no estábamos amenazando, pero sí teníamos que advertir que podía haber medidas de acción directa”, explicó a PERFIL uno de los asistentes. La información fue confirmada por otros asistentes. “Se planteó que seguirán los reclamos al impuesto a las ganancias, especialmente sobre viáticos y horas extras, y que se evaluarían las formas de hacerlo pero no se usó la palabra paro”, aclaró otro de los gremialistas presentes. 

Coment� la nota