Paritarias: los Municipales y Obras Sanitarias aceptaron el techo del 15% que quiere la Casa Rosada

Paritarias: los Municipales y Obras Sanitarias aceptaron el techo del 15% que quiere la Casa Rosada

Los estatales porteños acordaron una suba del 12% en dos cuotas. Los de Obras, uno del 15%, también en dos tramos.

En completa línea con lo que quiere la Casa Rosada, los gremios de los municipales porteños y el de los trabajadores de AySA firmaron ayer sus paritarias respetando el techo oficial del 15% y sin cláusula gatillo. Los empleados públicos de la Ciudad acordaron una suba salarial del 12% en dos tramos, el primero del 8% y el siguiente del 4%, no acumulativo. Obras Sanitarias cerró un aumento del 15%, también en dos cuotas (7,5 y 7,5%).

Ambos gremios se encuentran en veredas opuestas en la interna cegetista. El de los Municipales (Sutecba), que lidera el histórico Amadeo Genta, aún se muestra aliado de Hugo Moyano y participará de la protesta contra el Gobierno convocada por el jefe camionero para el próximo miércoles 21.

El de Obras Sanitarias, que lidera José Luis Lingeri, en cambio, articula en el sector de gremios que le dieron la espalda a Moyano.

Según admitían ayer en la Ciudad la suba del 12% en la Ciudad servirá como señal para la discusión paritaria con los docentes porteños, que está próxima a comenzar.

El aumento del 12% impactará en los bolsillos de 83.000 empleados públicos de la Ciudad (incluidos los policías), menos los maestros y los médicos.

La paritaria de los municipales va de abril de 2018 al 31 de marzo de 2019, con lo que en los hechos la negociación y acuerdo se adelantó un mes y medio.

Los trabajadores de AySA lograron una suba del 15, en dos tramos del 7,5%.

“Empezamos a discutir antes. Tenemos una relación muy buena con el gremio desde siempre”, dijo a Clarín Martín Mura, ministro de Hacienda de la Ciudad.

La Casa Rosada impulsa que la mayor cantidad de gremios firmen ya sus paritarias: quiere encolumnar a la mayor cantidad de sindicatos en el tope del 15%.

En principio, el gremio acordó una recomposición de la paritaria anterior. Hubo un reconocimiento de que, en el acuerdo de 2017, los trabajadores perdieron 2,8% contra la inflación. Por eso, en marzo se recompondrá ese porcentaje, antes del primer aumento por la paritaria firmada ayer, previsto para abril.

La suba próxima y correspondiente a 2018 será en dos tramos: en abril, un 7,5%; y en septiembre, otro 7,5%.

“Estoy satisfecho. Era lo que podía obtenerse. Además, se adoptó la previsión de mantener solo una vigencia de nueve meses para observar el proceso inflacionario y, además, se logró aplicar la cláusula gatillo de 2017”, dijo el dirigente José Luis Lingeri.

Si bien no se dejó pactada una cláusula gatillo, las partes acordaron que en enero se volverán a reunir para atender un eventual pérdida del poder adquisitivo ante la inflación.

Ahora el Gobierno, que ya había logrado que los aceiteros acepten una suba del 15%, busca que otros gremios cierren un esquema similar: UOCRA, UATRE y Comercio.

La paritaria mercantil es estratégica por la cantidad de trabajadores que representa: más de un millón.

Hubo versiones ayer de que el sindicato de Armando Cavalieri estaba a punto de firmar, pero fue desmentido desde las cámaras empresarias.

Según fuentes oficiales, la firma de la paritaria mercantil podría sellarse antes de la marcha opositora de Hugo Moyano

Coment� la nota