Protesta en el Obelisco contra el FMI y vidriera para Pablo Moyano y Palazzo como candidatos a CGT

Protesta en el Obelisco contra el FMI y vidriera para Pablo Moyano y Palazzo como candidatos a CGT

El camionero y el bancario volverán a mostrar capacidad de movilización junto a los referentes de las dos CTA y organizaciones sociales afines.

Con el rechazo al Fondo Monetario Internacional (FMI) como catalizador, el sindicalismo disidente y movimientos sociales opositores volcarán hoy su capacidad de movilización frente al Obelisco para un acto multisectorial que buscará solidificarlos como contendientes del Gobierno y que mostrará, por primera vez en público, al camionero Pablo Moyano y al bancario Sergio Palazzo como fórmula para competir por la jefatura de la CGT. La convocatoria buscará, además, amplificar el reclamo de esos sectores para apurar medidas de fuerza y, eventualmente, un paro nacional antes del inicio del Mundial de futbol, como contrapeso de los espacios más dialoguistas que prefieren diferir un plan de acción. 

El acto, que se montará desde las 13 sobre la avenida 9 de Julio y que se prevé será masivo, representará un envión anímico para sus adherentes: además de ser un trampolín para las ambiciones del hijo mayor de Hugo Moyano y de Palazzo será otro escalón para el plan de Hugo Yasky de incorporar su CTA (de los Trabajadores) a la CGT, en tanto que el PJ bonaerense y en especial el kirchnerismo buscarán estrechar lazos con los organizadores con vistas a un ideal de armado político para 2019. 

El lema, como anticipó este diario, será "La Patria está en peligro" y la convocatoria arrancará con una serie de actos artísticos entre las 13 y las 15, cuando se prevé la presentación de la banda de rock Bersuit. Una hora después, sin presencia de dirigentes en el palco, se leerá un documento con fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri con eje en la crisis económica, la desembocadura en un acuerdo con el FMI y la disparada en las tarifas de servicios públicos entre otros puntos. El cierre se producirá con el Himno Nacional entonado por las cantantes Teresa Parodi y Liliana Herrero, a quienes se sumarán actores que en los últimos días llamaron a participar. El escenario, que mirará desde la 9 de Julio hacia Constitución, quedará reservado para los artistas junto con dirigentes de organismos de Derechos Humanos (entre ellos se confirmó la presencia de Madres de Plaza de Mayo). 

El eje convocante de la protesta es la denominada Multisectorial 21-F que motorizó el último acto público de Hugo Moyano el 21 de febrero pasado. La integran, además de Camioneros, la Corriente Federal de Trabajadores que encabeza Palazzo, las CTA de Yasky y de Pablo Micheli, organizaciones sociales afines como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y los gremios docentes referenciados en el bonaerense Roberto Baradel. Ayer esos dirigentes se reunieron en la Asociación Bancaria para avanzar en el armado de la movilización, que contará además con organizaciones de empresarios pyme, de la sociedad civil, del sector universitario, de clubes de barrio y otras entidades agrupadas a partir del rechazo al tarifazo. 

Más allá de alimentar ese conglomerado la madre de todas las batallas, para los sindicalistas involucrados, es la jefatura de la CGT, siempre con la mirada puesta en el congreso de renovación de autoridades previsto para el 22 de agosto. A pesar del ánimo confrontativo y de una composición heterogénea corren en desventaja contra los "gordos" de los grandes gremios de servicios y los "independientes" de buen diálogo con Macri, que por ahora mantienen una alianza para catapultar al triunviro Héctor Daer hacia la jefatura en soledad de la central obrera. 

De ahí que los opositores tengan particular interés en azuzar un escenario de conflicto. Ayer, los reunidos en La Bancaria coincidieron en la necesidad de instrumentar un paro nacional. Ese plan, que depende en última instancia de una casi imposible adhesión de los colectiveros (UTA) y los maquinistas ferroviarios (La Fraternidad), buscará más adhesiones el martes en un plenario de regionales de la CGT que se realizará en la sede de Azopardo 802.

Ayer coincidió con el discurso más belicoso otro triunviro de la CGT, el portuario Juan Carlos Schmid, al encabezar una movilización de la federación de gremios de su sector y de los marítimos (Fempinra) hacia el Ministerio de Trabajo. El dirigente del gremio de Dragado y Balizamiento reclamó a la central obrera llamar "lo antes posible" a un paro nacional. 

Schmid, sin embargo, aclaró que hoy no participará de la convocatoria opositora frente al Obelisco. Reconoció tener "diferencias" con algunos de los organizadores, sobre todo los líderes de las dos CTA que cuestionaron el triunvirato de la CGT. El gremialista portuario pasó de virtual renunciado al trío de líderes a autopostulado para el liderazgo en solitario para el 22 de agosto.

Coment� la nota