Sin respuestas o con migajas habrá paro, prometió la CGT esperando reacción oficial

Sin respuestas o con migajas habrá paro, prometió la CGT esperando reacción oficial

Advirtieron que un bono de $2.000 no calmará las aguas

La CGT que conducen Héctor Daer, Juan Schmid y Carlos Acuña dió señales de poner límite a la templanza para aguardar alguna mínima respuesta del Gobierno y ponerle fecha el jueves a un paro nacional. La reunión de consejo directivo de ayer tuvo variedad de voceros pero también un denominador común, las declaraciones de los funcionarios de la Rosada sobre “concesiones”, “bonos para no todos” y “lecturas inflacionarias optimistas” caldearon la falange sindical. Incluso hubo resabios de lo que el camionero Pablo Moyano definió como “verdugueo”, para sintetizar los dichos del ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay. Pasando revista a los testimonios post encuentro, Omar Plaini (Canillitas) sacó a relucir una vez más el “alto porcentaje de gremios que representa la CGT”, Víctor Santa María (Suther) consideró que $2.000 es un monto exiguo para un bono e incluso el titular de la secretaría de Educación, Sergio Romero (UDA), recalcó que el plan de lucha docente seguirá adelante, contra lo que consideran un “ninguneo” del ministro de la cartera educativa Esteban Bullirch.

Schmid dejó más que un título metáfora respecto de qué actitud tomarán si no hay respuestas a los múltiples reclamos: “si nos ofrecen migajas habrá paro”, semblanteó el referente de Dragado y Balizamiento, que desde hace meses recalca que Cambiemos no puede esperar mansedumbre respecto a los derechos recuperados como tampoco a los que restan consagrarse para los trabajadores a corto y mediano plazo.

Santa María, recalcó al término de la reunión que se sabrá “si hay paro nacional o no el próximo jueves, luego de un nuevo encuentro de su conducción”, y agregó que ello dependerá de las respuestas del gobierno.

Salvo el sector liderado por Gerónimo “Momo” Venegas (Uatre), la mayoría de los sindicatos están atentos a “al tope de paciencia de las bases”, cuestión que une a las dos CTA, la Corriente Federal de Palazzo (ver recuadro) y también a señales del MASA, frente elegido por la Casa Rosada para aceitar negociaciones, incluso a la hora de ir a dar explicaciones de política y economía en servicio “puerta a puerta”, como sucedió semanas atrás en la sede de Taxistas.

Docentes públicos incrementarán su plan

de lucha, ratificaron desde la central obrera

Este bloque pidió la convocatoria extraordinaria del Consejo Nacional del Salario (ver nota aparte), porque no cree en la magia del bono. Al condimento económico donde los números cierran pero sin los trabajadores dentro de dicha nave, la estrategia comunicacional o la falta de esta erosionó los ánimos sindicales. La evaluación “macro” en cuanto a que “sale más barato un paro general que pagar un bono”, fue tomada en formato de agravio, incluso por dirigentes generalmente calmos.

Comentá la nota