Antonio Gilardi

Biografía:

Secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), seccional Mar del Plata.

#Frases

Últimas Noticias de Antonio Gilardi (Total : 224 Notas )

Nafta al fuego, más licencias y el discurso del príncipe

Nafta al fuego, más licencias y el discurso del príncipe

Apagar el fuego con nafta. En el gobierno provincial, especialmente en el Ministerio de Seguridad, tienen a Mar del Plata entre ceja y ceja. La decisión del gobierno municipal de suspender la provisión de combustible a los patrulleros generó un fuerte malestar. Pero más todavía que desde la comuna aseguraran que ya tenían resuelta la situación y que la Provincia se iba a hacer cargo.

Licencia gremial

Licencia gremial

Cuentas duras | Los representantes sindicales de los empleados municipales no cobraron el sueldo de octubre. La comuna sigue la ley que dice que las licencias gremiales deben otorgarse sin goce de haberes: tal remuneración debe ser cubierta por la organización gremial. Esta no se la esperaban, y aún no terminan de reaccionar.

Ataques y sociedades

Ataques y sociedades

La paralización de las tareas de limpieza en los ámbitos comunales ha sido el fruto malicioso de una situación generada por la empresa contratada por la administración, que tomó tal decisión basada en que una irregularidad ante la AFIP hizo que la partida por pago de servicios de septiembre fuera abonada con retraso.

TOP TEN 10

TOP TEN 10

1) ANTONIO GILARDI (Conejo Negro al acecho) Está al acecho: quiere darle a su mandante que le llenó los bolsillos y les dio lugar en la planta municipal a su familia, a sus queridas, etc., una satisfacción; aunque más no sea un parito de unas horas. Sólo logró hacer bardo menor. Conejo Negro mayor, resultado menor.

Deseo y decepción

Deseo y decepción

El día posterior a las elecciones, un candidato del cristinismo expresaba públicamente su decepción, señalando que espera otro acompañamiento del electorado en la ciudad. Eso dicen en público, mientras para adentro destrozan desde el verbo tanto al intendente como a la candidata Vilma Baragiola. Subidos a un extraño púlpito de autocomplacencia, desprecian al otro y se sobreestiman. Así les va.