La CATT no levantará la protesta del 1ª de Mayo y la CGT avala la decisión

La CATT no levantará la protesta del 1ª de Mayo y la CGT avala la decisión

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) no levantará la protesta de 24 horas del 1ª de mayo próximo para sumarse a “la huelga conjunta” del 30 de abril con los espacios críticos de la CGT, integrados por los sindicatos moyanistas, la Corriente Federal, ambas CTA y los movimientos sociales

Los gremios del transporte ratificaron que no prestarán servicios ese día feriado en demanda de la reformulación de la aplicación del impuesto a las ganancias a los salarios y, en especial, sobre los viáticos, francos trabajados y las horas extra.

Los más de veinte gremios de la CATT -terrestres, marítimos, fluviales y aéreos- también advirtieron que la protesta podría aplicarse cada feriado nacional si el gobierno no discute y reformula la aplicación de ese “injusto tributo” sobre el sector.

Los propios voceros de la CGT señalaron anoche que “de ninguna manera” la CATT suspenderá o levantará la protesta del 1ª de Mayo para plegarse a la del 30 de abril.

Los sindicatos del transporte, que integran entre otros los dirigentes Juan Carlos Schmid (marítmos) Omar Maturano (ferroviarios), Juan Pablo Brey (aeronavegantes) y Roberto Fernández (colectiveros), ratificaron el tenor de las demandas y podrían extender las medidas de fuerza a todos los feriados de no mediar una “justa solución” a las exigencias sobre la aplicación del tributo, según confirmaron a GVA info algunos de sus integrantes y la “mesa chica” de la CGT.

Los voceros sindicales de esa “mesa chica” de la central obrera, quienes ayer deliberaron durante más de cuatro horas en la sede nacional de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) de Andrés Rodríguez, negaron de forma terminante la posibilidad de que la CATT levante la “no prestación de servicios”.

“De ninguna manera. La CATT no tiene ni quiere tener nada que ver con Moyano. No solo ratificó la medida de fuerza del 1ª de Mayo para reformular la aplicación de ganancias sobre los salarios de los trabajadores, entre otras demandas, sino que la propia CGT se pronunciará mañana (por hoy) en su apoyo en un comunicado. Es obvio que la central tampoco parará el 30”, afirmaron anoche a este portal las fuentes gremiales.

En otras palabras, ni los gremios del transporte ni las organizaciones que integran el consejo directivo de la CGT se plegarán a la huelga nacional del martes 30.

El Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) de Sergio Palazzo, Ricardo Pignanelli y Pablo Moyano, y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) que también encabeza el bancario procuraban negociar con los gremios de la CATT una medida de fuerza conjunta para el 30 de abril a fin de asegurar mayor contundencia.

Sin embargo, hace dos días el propio Schmid sostuvo que ello será imposible, ya que aquellos que decidieron esa huelga “no me representan y no estoy para nada identificado con el sector”, lo que fue confirmado por la propia CGT.

La crisis que enfrenta a los distintos sectores de la central obrera amenaza de esta forma con profundizarse y, hasta ahora, ningún dirigente avizora una posible salida, según también confirmaron anoche los principales sindicalistas de ambos frentes.

Las internas están a la orden del día, en especial en el año electoral, pero sobreviven rencores y pasiones en relación con “los largos años de moyanismo al frente de la confederación, cuando no dudaba en hacer y deshacer y se apropiaba de afiliados de otras organizaciones por decreto”, recordaron varios dirigentes.

Por contrapartida, los gremios que responden al moyanismo, a la Corriente y ambas CTA rechazan lo que califican como “desidia e inacción” de la conducción cegetista ante “una realidad abrumadora y sin retorno”. El debate continúa abierto.

Coment� la nota