"Este viaje no es un premio", dicen los sindicalistas que acompañan a Triaca

 "No, nos pesa que nos digan que somos los dirigentes gremiales dialoguistas. Al contrario, es un orgullo. Porque el diálogo y la capacidad de negociación es la esencia del sindicalismo".

De ese modo se expresaron dirigentes gremiales que, invitados por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, integran un periplo europeo para conocer cómo se institucionalizó el "diálogo social" en tres países.

Los destinos elegidos fueron España -con todo lo que derivó tras el germen de los llamados Pactos de la Moncloa-, Holanda y Alemania.

La intención es descubrir mecanismos y opciones para abordar temas conflictivos, así como desafíos de mediano y largo plazo con mayor consenso y menos conflictividad.

"Noto una enorme receptividad entre quienes participamos en la gira ante todo lo que se nos está planteando", dijo Triaca, en diálogo con la nacion.

Por debajo, lo que late es un intento de aislar cada vez más al líder de los camioneros, Hugo Moyano, y a gremialistas especialmente combativos de los demás.

Pero en voz alta, ni Triaca ni ninguno de los doce sindicalistas que lo acompañan aceptan esta tesis. "Este es un viaje planeado desde algunos días antes de la marcha", repitieron.

Con todos los gastos a cargo del Estado, se sumaron al convite los sindicalistas Alberto Fantini (Carne), Luis Ramón Hlebowicz (Pasteleros), Ramón Ayala (Uatre), Luis Pandolfi (Uatre), Norberto Pablo Quiroga (Aguas y Gaseosas), José Antonio Ibarra (Taxistas), Víctor Brandán (Uocra), Noe Ruiz (Modelos), Karina Trivisonno (UPCN), Julio César Monastra (Obras Sanitarias) y José González (Comercio).

Tres de ellos -Hlebowicz, Ayala y Trivisonno- explicaron luego a la nacion los alcances de una visita que, en esta ciudad, al menos, tuvo dos ejes.

Por un lado, una visita al Consejo Económico y Social (CES), un órgano consultivo del gobierno español de carácter no vinculante en materia socioeconómica y laboral. Cuenta con una amplia representación sindical, empresarial y de consumidores.

El otro punto fuerte fue un encuentro con la ministra Fátima Báñez, que desde hace siete años acompaña al presidente Mariano Rajoy en la cartera de Trabajo, y quien tuvo a su cargo buscar soluciones ante la emergencia y la crisis económica de 2011, que dio paso al llamado Movimiento de los Indignados.

Los sindicalistas se refirieron al modelo español como un sistema "que se podría adaptar" a la Argentina. "Un modelo de diálogo de este tipo permite abordar algo mucho más amplio que la paritaria salarial, que siempre parece ser lo único", agregaron.

En cuanto al líder camionero y la tensión que mantiene con el Gobierno opinaron: "No nos toca a nosotros decir que Moyano tenga o no que estar en este viaje".

Aunque fueron categóricos al remarcar que esta visita no fue un "regalo para sindicalistas más cercanos al Gobierno". Y agregaron: "No creemos que nuestros afiliados nos tomen por blandos por estar aquí".

La gira sindical que acompaña al ministro de Trabajo continuará por Holanda y finalmente concluirá en Alemania.

Coment� la nota