La evaluación de la mesa chica de la CGT

La mesa chica de la CGT, que conduce el metalúrgico Antonio Caló, se reunió ayer para evaluar los avances en el tema de las obras sociales y la ley de ART.
Los integrantes de la conducción de la central sindical también fijaron posición con respecto a la movilización que por la noche se desarrolló en el Obelisco. “El Consejo Directivo no comparte la movilización, pero respeta a los que sí quieran hacerlo”, contó al respecto un dirigente gremial luego del encuentro.

“El tema de las obras sociales lo estamos trabajando bastante bien en cuanto a perfeccionar la resolución 1200 sobre la prestación de servicios a discapacitados que la Superintendencia congeló hasta fin de mes”, destacó el dirigente de los docentes privados, Horacio Ghillini. El edificio de la Unión Obrera Metalúrgica sirvió de sede de la central sindical que reunió a los principales representantes de los distintos espacios que integran el secretariado desde el 3 de octubre, cuando Caló fue elegido por la mayoría de los trabajadores y terminó de desplazar al camionero Hugo Moyano, enfrentado al gobierno nacional.

La agenda sindical tiene entre sus principales objetivos la suba del mínimo no imponible de Ganancias, la deuda que tiene el Estado con las obras sociales sindicales y la universalización de las asignaciones familiares. La resolución 1200 de la Superintendencia de Servicios de Salud, que dirige Liliana Korenfeld, fue suspendida hasta el 30 de noviembre a pedido de los gremialistas de la central obrera ante “las dificultades técnicas” que presentaba. Los dirigentes gremiales se habían mostrado preocupados por la demora con algunos de los puntos que reclaman. Sin embargo, la CGT de Caló ya fue recibida por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, distintos ministros y la semana pasada se reunió con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

En el encuentro estuvieron presentes además del anfitrión, Caló, el estatal y adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, de UPCN; el mecánico Ricardo Pignanelli, de Smata; el dirigente de Obras Sanitarias José Luis Lingeri, y Ghillini, del Sadop. También participaron el secretario general de Sanidad, Carlos West Ocampo; el colectivero Roberto Fernández; de la UTA; el dirigente del Sindicato de Comercio Armando Cavalieri, el portuario Omar Suárez; del SOMU; Hugo Ferreyra; de la Uocra en nombre de Gerardo Martínez; y el dirigente textil Jorge Lobais.

En las deliberaciones de la mesa chica que comenzaron apenas pasadas las 11 y finalizaron a las 13, trataron también la nueva Ley de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo que se sancionó en el Congreso. Así explicaron que se estaba “trabajando junto al Ministerio de Trabajo y con los empresarios para incluir en la ley de ART nuevas enfermedades como várices y hernias”. Los dirigentes de la CGT hicieron referencia a la protesta opositora realizada anoche en el Obelisco al señalar que “el Consejo Directivo de la CGT no comparte la movilización, pero respeta la decisión de quienes quieren expresar sus puntos de vista”.

Coment� la nota