¿Se frustró un intento de normalización de la CGT Tucumán?

Mientras la mayoría de los sindicatos se concentran en lo que será la movilización del 7 de marzo, un grupo de dirigentes gremiales , encabezados por el Secretario General de la UOM Seccional Tucumán, Marcelo Sosa, intentó avanzar en la normalización de la CGT Tucumán

La operación se intentó realizar en el medio de un conflicto interno de la CGT, en el cual a nivel nacional, el Sec. Adjunto de Camioneros, Pablo Moyano amenazó con retirarse de la central obrera luego de haber acusado al dirigente metalúrgico y Secretario de Interior de la CGT, Francisco “Barba” Gutierrez, de avanzar en los procesos regularizadores de las delegaciones regionales, ejerciendo absoluta discrecionalidad y discriminando a los gremios según su color político. De confesa simpatía por el kirchnerismo, Gutierrez sería señalado así como uno de los dirigentes que intenta desde el sindicalismo, trabajar para el retorno de la ex Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en 2.019.

Durante la mañana de hoy, el grupo de gremios abroquelados que intentó hacerse del sello de la CGT, se reunió en la sede metalúrgica para evaluar los avales y discutir cargos. La situación cambiaría drásticamente cuando cerca del mediodía, a partir de la filtración de un borrador se conocería la supuesta nómina que conformaría la CGT Tucumán, en la cual se determinaba la implementación de la figura del triunvirato para la ocupación de todos los cargos.  El malestar, iría in crescendo, dado que una considerable cantidad de Secretarios Generales de distintos gremios se enteraron que dispusieron de sus estructuras gremiales para el intento de armado, sin consulta ni invitación previa en la mayoría de los casos.

Así con la ausencia de UTHGRA, La Bancaria, UOCRA, ATSA, SMATA, APUNT, entre otros sindicatos de peso, se avanzó en la confección de una tentativa de lista que determinaba que las Secretarías Generales estarían destinadas para la UOM, UTA, y UPCN.

Esta misma mañana, en la sede de la Seccional Tucumán de UTA, el Sec. Gral César González, en diálogo con Gremiales Tucumanas, se refirió al proceso normalizador, sin tener conocimiento que un grupo de dirigentes gremiales de otros espacios habían decidido por el y por la organización gremial que representa.

“Veníamos conversando con distintos Secretarios Generales por la normalización, pero esperábamos la convocatoria para normalizar desde la CGT a nivel nacional. Creemos desde UTA, que la normalización debe darse en el marco de un proceso transparente de discusión y concenso, entre la mayor cantidad de organizaciones gremiales posibles. Por culpa a veces de la mezquindad de los dirigentes gremiales, los trabajadores están pasando las cosas que están pasando, porque acá la desunión no es de los trabajadores sino de los dirigentes gremiales que a veces no nos ponemos de acuerdo ni en cosas pequeñas”, manifestó César Gonzalez.

Por su parte desde UPCN, la Secretaria General, Lucinda Espeche manifestó que no participó ni participará de ningun intento de normalización, hasta que los sindicatos confederados y legalmente consituídos realicen la convocatoria formal.

El referente de UDT, Juan Carlos Aguirre, dialogó también con Gremiales Tucumanas, y manifestó: “Nosotros creemos que el sector estatal tiene que representar a la mayor cantidad de gremios estatales posibles”. Por su parte el Sec. Gral del Sindicato de Trabajadores de Vivienda ( Si.Tra.Vi.), José “Mellizo” Ramos, expresó: “Nosotros nos enteramos por un borrador que se filtró de que nos pusieron de prepo en un cargo dentro de la lista que están armando. A nosotros nunca nos llamaron, ni nos convocaron para formar parte del supuesto proceso normalizador. Además, hay gremios muy importantes, que están quedando fuera de de todo. Creo que la unidad del movimiento obrero no tiene nada que ver con este tipo de cuestiones. Para que la CGT este acorde a los desafíos actuales tiene necesariamente que contener a todos”.

El titular de SADOP -Seccional Tucumán, Bernardo Beltrán, intentó explicar la situación. “Venía una estructura prediseñada que tomó por sorpresa a muchas organizaciones sindicales que quieren hacer un replanteo de la situación. A nosotros junto con Amet y UDT, nos dieron la Secretaría de Educación, y casi que nos llamaron para firmar la aceptación de cargo”, dijo Beltrán.

Por su parte, el referente de UTHGRA Seccional Tucumán, Enrique Altier expresó: “La normalización se tiene que dar a partir de una serie de normativas, entre las cuales la Unidad es un requisito indispensable, que se plasma en un acta acuerdo. Lo que pasa es que en una reunión de consejo directivo le dieron un poder a Gutierrez para que normalice las seccionales, pero en función de las normativas preestablecidas. Nosotros entendemos que si no hay unidad no hay acuerdo, y si no hay Acta Acuerdo de unidad, no puede haber normalización”, concluyó el dirigente gastronómico.

En ese sentido se habría expedido el triunvirato cegetista integrado por Acuña, Daer y Schmid, a través de una circular firmada también por el Secretario de Interior, Francisco Gutierrez, en la cual se señalaba que los plenarios normalizadores  de cualquier delegación regional quedarían condicionados a la seguridad de que se cumplan las condiciones de UNIDAD impuestas por la actual conducción del Movimiento Obrero.

Por lo pronto, un grupo de dirigentes se reunirá esta tarde en la sede de SADOP, a la vez que mañana en la sede metalúrgica los sindicatos se convocarán nuevamente para definir los pasos a seguir.

Coment� la nota