Paritarias por encima del 20% para este año abren debate en la CGT

Paritarias por encima del 20% para este año abren debate en la CGT

Desde la Casa Rosada pidieron que sean cercanas al 17%

.

Los sindicatos perdieron de mínima un 6%, por la merma del poder adquisitivo para negociar la edición 2017 de paritarias. El número indicativo, de mediana reparación es el 25%, coinciden economistas de los sindicatos y analistas de las CGT y CTA.

Cada sindicato obligado a reflexionar, “perder por poco” indicaría la prudencia. Como también a incluir en la meditación los despidos y suspensiones de cada sector.

El Gobierno promete no ofrecer límites de negociación, la CGT ratificó que no está dispuesta a admitirlos, casi un clásico protocolar de los últimos años. Para el final de la gestión kirchnerista, el jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky marcó referencia al admitir, pese a su alineamiento al oficialismo, que 2015 “después de varios años” marcó diferencias en cuanto a que “la inflación le había ganado a las paritarias”.

“Corazón y tramos cortos”, es uno de los remedios que eligen los sindicatos. Ejemplo de los cuatro gremios ferroviarios que acordaron, semanas atrás el 10% de los salarios básicos por tres meses, hasta marzo, y otras dos sumas no remunerativas de $2.500 cada una como ‘gratificación solidaria’, la primera ya se pagó este mes, la segunda en febrero. “En marzo se verá”, dicen en pausa la Unión Ferroviaria, La Fraternidad y el resto de las organizaciones.

Convulsionado el debate interno de la CGT, desde la reunión del jueves en Mar del Plata, el triunvirato consideró que la negociación paritaria “no admite” condicionamientos, según enfatizaron Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Schmid. También el jefe de los empleados de Comercio Armando Cavalieri jugó alguna carta, prudente y diplomática: “acompañamos al Gobierno, pero queremos que en las paritarias tengan cordura necesaria para que el incremento sea acorde al aumento que sufriremos en el bolsillo con el aumento de los servicios e impuestos que habrá este año’. Los mercantiles ofrecieron más que un gesto de “acompañamiento”, exlcluyeron de su negociación salarial 2016 un bono de fin de año que era casi tradición en su sector.

Gremios saben que para que se recupere

el salario el aumento debería ser del 25%

Luego del control de daños del ejercicio pasado, entre los sectores sobrevivientes a deterioro máximo están los trabajadores rurales (Uatre) de Gerónimo “Momo” Venegas, con una merma de 2,7% anual; Smata, con una caída de 3,4%; y Upsra, que agrupa al personal de seguridad, con una merma de 4,7%’, a criterio de Ecolatina.

Va de suyo que la Construcción y la Industria, en especial los metalúrgicos, son damnificados y en pleno ejercicio de operaciones rescate, dos ejemplos a la mano, los informátivos de Banghó, más de 200 despidos bajo conciliación obligatoria y las suspensiones acordadas en siderurgias.

La misma Cámara de la Construcción (CAC), admitió que la paralización de la obra pública, impacta sobre la mano de obra que nuclea la Uocra, pero también lo hace la merma de las “clásicas changas”, de reparaciones o mejoras en viviendas que surgen desde la decisión de otros trabajadores también afectados por la crisis económica.

Sobre el horizonte de la memoria, ya sin Alfonso Prat Gay en la cartera de Hacienda, sobrevive una de sus profecías para el año que pasó, respecto a que los trabajadores tenían 2 opciones a elegir respecto de la discusióm: “aumentos de sueldos o desempleo”

Coment� la nota