En la marcha, Hugo Moyano dejará al descubierto su casi total soledad en el mundo gremial

En la marcha, Hugo Moyano dejará al descubierto su casi total soledad en el mundo gremial

Los gremios del transporte esta vez se abrieron del jefe camionero. También le dieron la espalda todos los sindicatos grandes.

El apoyo a la marcha convocada por Hugo Moyano nació trunco desde el mismísimo seno de la CGT: el día que se convocó al Consejo Directivo de la central obrera no estampó su firma a la convocatoria el triunviro Héctor Daer. Fue un adelanto de lo que después pasó: pegaron el faltazo el grupo de los llamados Gordos (grandes gremios de servicios como Comercio, Sanidad y Alimentación) e “Independientes” (UOCRA, UPCN y Aguas). Un comienzo a medida de la estrategia del Gobierno, que desde principios de año se propuso “aislar” al líder camionero de los referentes sindicales más afines a la Casa Rosada.

Mirá tambiénUna causa por corrupción en el IOMA complica a Roberto Baradel y su entorno

Es una marcha de Camioneros”, esgrimió Daer, titular de Sanidad, a modo de explicación cuando confirmó que su sector se abría de la movilización de este miércoles. La decisión provocó una furiosa réplica de Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), otro de los triunviros de la CGT, aunque luego también anunció que no participará y enunció como argumento la presencia de espacios vinculados al kirchnerismo: “Hay sectores políticos que se cuelgan del reclamo de los trabajadores". De ese modo, Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), cercano a Moyano, será el único de los integrantes de la conducción de la central obrera en la protesta.

Mirá tambiénJorge Triaca: "Presenté mi renuncia y Mauricio Macri me dio un respaldo total"

A los pocos días se bajó también Luis Barrionuevo. “Es una pelea personal entre Moyano y Macri”, aseguró el gastronómico, que en Mar del Plata había coincidido con el camionero con fuertes críticas al Gobierno.

Hugo Moyano en la mesa con Mirtha Legrand.

Otra estocada a la marcha en la avenida 9 de Julio, desde lo estratégico, la confirmaron los gremios del transporte: Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (maquinistas de La Fraternidad) anunciaron que no colectivos y trenes funcionarán este miércoles. También dieron la espalda a Moyano los caciques José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (Uocra), Armando Cavalieri (Comercio), Rodolfo Daer (Alimentación) y Andrés Rodríguez (UPCN). Tampoco se harán presentes el kirchnerista Víctor Santa María (Suterh), Sergio Romero (UDA), Héctor Laplace (Mineros) y Noe Ruiz (Modelos).

Luis Barrionuevo, uno de los dirigentes que se bajó de la protesta.

El Gobierno celebró cada una de las bajas, en línea con la estrategia de aislar a Moyano. Así lo decidió Mauricio Macri luego de que desistiera de impulsar durante febrero en el Congreso, en sesiones extraordinarias, el proyecto de reforma laboral que ya se había frenado el año pasado. Además de Jorge Triaca (Trabajo), Rogelio Frigerio (Interior), Guillermo Dietrich (Transporte) y Andrés Ibarra (Modernización) operaron sobre los gremialistas. Trabajo inició las auditorías sobre los gremios, incluido Camioneros. Y el Gobierno agitó la publicación de las declaraciones juradas de los sindicalistas, aunque eso no se concretó.

Coment� la nota