Moyano, Caló y Barrionuevo postergan para el jueves reunión por la reunificación

Moyano, Caló y Barrionuevo postergan para el jueves reunión por la reunificación

El encuentro que iban a concretar los titulares de las CGT Alsina, Azopardo y Azul y Blanca, Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, respectivamente, para avanzar en la reunificación de la central obrera, se postergó para el jueves.

Tras la suspensión, motivada en problemas de agenda de algunos dirigentes, se llevará a cabo el jueves a las 17 en la sede nacional de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), ubicada en Moreno 1332 en el metropolitano barrio de Monserrat.

La nueva cumbre -la segunda en menos de 15 días- fue confirmada a Télam por el propio Caló, quién señaló que "no sólo hablaremos de la unidad, sino que tenemos un agenda amplia de temas como Ganancias, fondos buitre y los miles de despidos públicos y privados".

De la reunión también participarán los independientes Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri y Gerardo Martínez, los veteranos Armando Cavalieri, Carlos West Ocampo y Rodolfo Daer, y los principales referentes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, Omar Maturano y Roberto Fernández ó Mario Calegari.

Quienes están en duda son los dirigentes del Movimiento Acción Sindical Argentino (MASA),que conduce el taxista Omar Viviani, aunque trascendió en las últimas horas que hubo algunas conversaciones para que por lo menos concurra un dirigente de esa corriente y ese podría ser el ferroviario Sergio Sassia.

Las conversaciones que se desarrollan secretamente tienen por objetivo limar las diferencias existentes de antaño entre algunos dirigentes sindicales, cuando en 2012 el movimiento obrero se fracturó y dio lugar a tres centrales sindicales.

Durante las deliberaciones para avanzar en la reunificación, que se concretará el 3 de octubre y para lo cual habría que convocar al proceso de renovación en agosto, se debatirá la composición de la futura conducción de la CGT.

En el seno de las centrales obreras existen diferentes puntos de vista sobre ello, porque hay quienes pretenden que haya un sólo secretario general, otros se inclinan por un triunvirato y algunos apuestan a un quinteto de secretarios generales para dar contención a todos los sectores.

Históricamente la puja interna por conducir la CGT se circunscribía a los gremios industriales y a los grandes sindicatos de servicios, pero luego se sumaron en las decisiones el sector de los independientes.

En 2012 varias organizaciones sindicales que se referenciaron históricamente en el Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) conducido por Moyano y el fallecido Juan Manuel Palacios (UTA), se alejaron justificando su salida en el excesivo personalismo del camionero.

Entre los dirigentes más destacables estaban Omar Viviani (taxistas), Marcos Castro (Capitanes de Ultramar), Ricardo Pignanelli y Mario Manrique (Smata), Horacio Ghillini (Sadop), Norberto Di Próspero (APL), Pablo Biró (APLA), Enrique Marano (Gráficos) y Sergio Sassia (Unión Ferroviaria).

Ellos dieron nacimiento al Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) nucleando a unos 70 organizaciones sindicales y que fueron el máximo respaldo que recibió Caló para ser electo titular de la CGT.

Precisamente es este sector el que pone algunos condicionamientos para sentarse en la mesa de las negociaciones para avanzar con la unidad de la CGT, como por ejemplo que la futura conducción no recaiga en Caló, Moyano y Barrionuevo y quienes fueron secretarios generales anteriores, lo que dejaría fuera de competencia a Gerardo Martínez y a Rodolfo Daer.

Más allá de la reunificación, como dijo Caló mañana también habrá una amplia agenda de temas donde figuran el meneado impuesto a las Ganancias, la derogación de la ley cerrojo que permitiría cerrar el diferendo con los fondos buitre y otros temas laborales que interesan a los dirigentes sindicales.

Coment� la nota