Se reaviva el conflicto entre el gremio del peaje y AUBASA con denuncias por amenazas

Se reaviva el conflicto entre el gremio del peaje y AUBASA con denuncias por amenazas

El sindicato apuntó contra el directorio de la empresa por pretender neutralizar el derecho a huelga con amenazas sobre descuentos de haberes.

El Sindicato de Peajes (SUTPA) arremetió nuevamente contra la autoridades de la empresa Autopistas de Buenos Aires SA (AUBASA), a pesar del entendimiento acordado entre las partes tras el paro de actividades desarrollado por el gremio semanas atrás.

Cuando parecía reinar la calma, la organización que conducen Florencia Cañabate y Facundo Moyano salió al cruce del directorio de AUBASA al mando del massista Ricardo Lissalde por «amenazas» a los trabajadores. 

En un comunicado, el SUTPA afirmó que la empresa continúa «profundizando su accionar antisindical» amenazando a los trabajadores. El gremio hizo referencia a una misiva difundida por recientemente por la firma «con la amenaza clara y evidente de reservarse a futuro la posibilidad de descontar haberes ya abonados ante una eventual nueva medida sindical».

Vale recordar que el sindicato llevó adelante días atrás un plan de lucha por mejoras salariales que derivó en paro total de actividades con un fuerte cruce entre las partes en audiencia de conciliación en el ministerio de Trabajo donde la empresa llegó hasta pedir la cancelación de la personería gremial de la organización.

La solicitud de la empresa, asentada en acta de conciliación, generó un fuerte repudio de todo el arco sindical en defensa del gremio del peaje. Luego llegó la tregua y el gremio levantó las protestas, aunque los reclamos continúan vigente y prometen nuevos capítulos de tensión.

Ahora el SUTPA aseguró que AUBASA «pretende neutralizar el legítimo derecho a huelga» con amenazas sobre descuentos de haberes. El gremio afirmó que en la carta difundida por la empresa se minimzan los reclamos sobre seguridad  e higiene realizados por los trabajadores.

«Como única respuesta a todas las irregularidades e incumplimientos denunciados ante las autoridades del ministerio de Trabajo de la Nación eligen el camino más fácil: amenazar a los trabajadores e intentar infundir el miedo y la desazón», disparó la organización sindical moyanista.

Comentá la nota