Moyano ¿El control de la calle garantiza el control de la Central Obrera?

Moyano ¿El control de la calle garantiza el control de la Central Obrera?

A medida que pasan las horas luego de la multitudinaria marcha llevada adelante por Hugo Moyano, los que pretendemos analizar la política estamos obligados a calmar las pasiones y ver las cosas con la mayor perspectiva y objetividad posible. Esto, y no otra cosa es lo que pretende este somero análisis.

Por: Federico Gastón Addisi.

La primera lectura que puede hacerse es que no hay en la actualidad ningún dirigente gremial ni ningún sindicato con la capacidad de movilización que demostró Hugo Moyano y su gremio de Camioneros. A lo que tenemos que agregar como valor agregado, que no es poco, su capacidad de convocatoria sobre fuerzas concurrentes -más no propias- que se ven representadas en lo que el líder camionero expresa.

Aún está fresco en la memoria de varios de los actores sociales que aquí juegan, el halo de rebeldía y resistencia que Moyano -MTA mediante- supo oponer a las políticas neoliberales de los 90.

Una segunda lectura nos obliga a pensar si este poder demostrado en la calle, tiene directa relación hacia adentro de la CGT. En términos más explícitos: ¿el control de la calle garantiza el control de la Central Obrera? La respuesta es a todas luces negativa. Bastaba observar el escenario para verlo poblado de dirigentes de las dos CTA, de los Movimientos Sociales, y organizaciones intermedias.

Tan sólo el Triunviro Schmid, Sergio Palazzo, Omar Plaini, Julio Piumato, Juan Pablo Brey, y pocos más dijeron presente de aquellos que se nuclean en la CGT. La cuenta resulta más magra si comparamos los dirigentes que dieron el presente contra los 34 miembros del Consejo Directivo.

Lo cierto es que los sectores de “los gordos”, “los independientes”, y hasta algunos gremios que toda la vida se encolumnaron en el “moyanismo” le dieron la espalda. Y este es un dato que hay que subrayar de cara a una CGT normalizada y con un solo secretario general a la cabeza. El líder de la Central de trabajadores emerge de un congreso en el que tienen voto los delegados de los distintos gremios, en proporción a la cantidad de afiliados de cada uno. Quiere decir que si llegado el momento de la elección de un Secretario General, Camioneros contara con sus delegados más los apoyos que hemos visto en el acto, no estaría en condiciones de colocar al nuevo jefe de la CGT. La alianza de “gordos” e “independientes” arrasaría en ese plenario y todo haría pensar que la futura CGT sería dialoguista y afín al gobierno nacional.

Una última lectura que se desprende de todo lo dicho anteriormente hace suponer que ante un “moyanismo” derrotado en la interna cegetista pero con el poder de convocatoria que ha demostrado en el acto en la 9 de Julio, podría configurar un “reverdecer” de un MTA 2018 para convertirse en líder del sindicalismo opositor.

Finalmente un interrogante. La figura en ascenso de Sergio Palazzo, actualmente aliado a Moyano, pero con vuelo propio -recordemos que está al frente de la Corriente Federal- ¿podrá ser quien sintetice las contradicciones que hoy se ven en la CGT y rompa la polarización existente logrando la tan ansiada unidad?

FEDERICO GASTON ADDISI

Historiador revisionista. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad del Salvador. Además es Diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y en Relaciones Internacionales (UAI). Publicó “San Martín, Rosas, Perón. Un homenaje a Fermín Chávez” (2008); “Estévez. Vida de un Cruzado” (2009); “Raúl Scalabrini Ortíz. Su lucha y sus enseñanzas” (2009); “Aportes al Bicentenario” (2011); “Historia de la Revista del Instituto Juan Manuel de Rosas” (2013); “Occidente contra Occidente (2016). Es columnista en “Noticias del Congreso Nacional”. Como historiador, pensador y periodista siempre se manifestó estrechamente vinculado al Pensamiento Nacional y a la Doctrina Nacional del Justicialismo. Actualmente es el Director de Cultura de la Fundación Rucci de la Confederación General del Trabajo.

Coment� la nota