Vuelta a clases: Docentes acusan al Gobierno porteño de tomar una medida unilateral

Vuelta a clases: Docentes acusan al Gobierno porteño de tomar una medida unilateral

ADEMYS y UTE salieron al cruce luego de que se dieran a conocer las “recomendaciones” del Gobierno de la Ciudad sobre la vuelta a clases, eliminando todos los protocolos contra Covid, que regían hasta el año pasado.

 

Tras el anuncio del Gobierno de la Ciudad sobre el comienzo de clases sin protocoles y con recomendaciones, los gremios que nuclean a los docentes porteños salieron con los tapones de punta, ya que denuncian que la decisión fue unilateral.

Al respecto, ADEMYS convocó a los docentes de todas las escuelas, a debatir medidas de prevención, y al respecto dijeron que la medida anunciada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta fue realizada de forma unilateral “como es habitual, el anuncio que llegó a las escuelas no se acompaña de ningún criterio científico y epidemiológico para guiar la nueva etapa escolar”, sentenciaron.

Además, aseguraron que la ministra de educación Soledad Acuña se muestra abiertamente en contra de cualquier protocolo, al que considera una palabra “rara”, y anunciando así el fin de las medidas preventivas, “parece que fuera necesario aclarar que la pandemia continúa”.

“Rechazamos estos anuncios del Ministerio de Educación de CABA y convocamos a las escuelas a debatir las exigencias de medidas de prevención adecuadas para la etapa, como así también el derecho de suspender la actividad en los lugares de trabajo y estudio hasta que no estén dadas las condiciones de higiene y salubridad para defender la salud y la educación de toda la comunidad educativa”, advirtieron.

Sobre esto, Mariana Scayola, secretaria del gremio, aseveró: “La Ministra indicó que ya no hay protocolos. No tiene ningún aval científico. Los médicos siguen recomendando los cuidados, la importancia de evitar enfermedades graves y sus secuelas”.

Por su parte, UTE apuntó directamente contra el Jefe porteño y catalogó el anuncio como “marketinero”, exigiendo, tras un fuerte descargo en contra de las medidas, un “aumento del presupuesto educativo para garantizar edificios seguros y vacantes para dar respuestas a los 30,000 chicos que a días del inicio del ciclo lectivo aún no tienen lugar en las escuelas”.

Comentá la nota